Seguidores

sábado, 27 de abril de 2013

LIBRO "EL CABALLERO DE LA ARMADURA OXIDADA"



LIBRO ALTAMENTE RECOMENDADO! 

Pocos libros han tenido la repercusión de El Caballero de la Armadura Oxidada, sin duda porque es mucho más que un libro. Las profundas enseñanzas éticas que contiene son impartidas con una gran simplicidad y con un toque de humor muy sutil.

El protagonista, un caballero deslumbrado por el brillo de su armadura, a pesar de ser bueno, generoso y amoroso, no consigue comprender y valorar con profundidad las cosas que suceden a su alrededor. Su armadura se va oxidando hasta que deja de brillar y no puede quitársela. Prisionero de sí mismo, emprende entonces un viaje al final del cual, gracias a la ayuda de diversos personajes, logra sacarse la armadura.

Este libro nos enseña, de una forma muy amena, que debemos liberarnos de las barreras que nos impiden conocernos y amarnos a nosotros mismos para poder ser capaces de dar y recibir amor.

La famosa escritora Terry Linn Taylor ha declarado: Si necesitas que te recuerden la importancia de amarte a ti mismo, por favor lee El Caballero de la Armadura Oxidada. Cuando hayas llegado a la última página sabrás que la vida es buena, que eres amor, que eres maravilloso!


EN ESTE LINK ENCONTRARAS EL LIBRO PARA LEERLO EN LINEA:




LINK PARA DESCARGAR EL LIBRO A TU COMPUTADORA:



AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.

viernes, 26 de abril de 2013

CLAVE DE LA PROSPERIDAD

La clave para vivir “Rebosantes de Riquezas” es dar, dar y siempre dar. Pero aquello que demos, debemos bendecirlo para que se nos devuelva millonificado. Si damos un Euro, un Dólar, un Peso o cualquier moneda, al momento digamos (ya sea en silencio o en voz alta):


”DIOS BENDICE Y MULTIPLICA TU PROVISION DIVINA Y ME LO DEVUELVE MILLONIFICADO PARA HACERME REBOSANTE DE RIQUEZAS".

Asi sera! Hecho esta!

Esta aplicación también debemos hacerla cuando paguemos una cuenta, hagamos un cheque o depositemos dinero en el banco. Lo que se bendice se multiplica. Bendigamos siempre todo dinero que caiga en nuestras manos.

Recomendaciones:

1º Busca primero el Reino de Dios y su Justicia, y después la provisión, que de seguro te vendrá por añadidura.

2º No te angusties por lo que has de comer, beber o vestir; déjaselo todo a Dios, que “Dios proveerá”.

3º Ora científicamente, decretando y teniendo fe en que lo que vas a pedir ya lo recibiste, y no digas nada negativo al respecto.

4º Da el diezmo, en forma de donación amorosa, al Templo, grupo de meditación o en las charlas a las que asistes.

5º No le debas a nadie nada.

Cinco puntos para analizar pero mas que analizar para practicar, porque ahí esta el secreto de esto que en realidad no tiene nada de misterioso como muchos creen; es practicar a cabalidad cada uno de estos punto que se exponen sin conflictos y dejando la mente quieta que es la que piensa que si da algo se queda sin nada, recordemos a nuestro hermano San Francisco De Asis cuando dijo:

“ Porque es dando que se recibe”


Por Rubén Cedeño, de su libro: "Provisión"


LOS NIñOS, NUESTROS PEQUEñOS Y GRANDES MAESTROS...



"Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: A ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquéllo que desea."

- PAULO COELHO -

miércoles, 24 de abril de 2013

LA MIRADA Y EL IMPACTO TAN PROFUNDO QUE TIENE COMO VENTANA A NUESTRA ALMA...


Si quieres conocer a alguien profundamente, muéstrale tu mirada y navega en la suya. Si tu enseñas tus ojos y los demás te permiten ver los suyos....No hay mentiras, no hay defensas ni murallas.....Solo hay amor....

Cuando vas por la vida mirando a los ojos de los demás y dejándoles ver los tuyos, se va produciendo una hermosa magia…..

Tu alma se asoma a través de tus ojos y entra en íntimo contacto con otras almas a través de ese cruce de miradas….

En ese momento tu alma esta desnuda y enseña tu hermosa y pura desnudez….También la de la otra persona…

Por esa misma causa solemos escondernos detrás de lentes oscuros o evitamos las miradas de los demás….Porque nos da pánico mostrar todo lo que somos y además sin ningún tipo de coraza o armadura que nos proteja y pueda evitar que nos dañen….Porque estamos programados para pensar que quien se acerca a nosotros siempre es para causarnos algún tipo de dolor…





Las almas, entre ellas, hablan un idioma diferente y único que no conoce nuestra boca ni nuestra mente.

Cuando dos almas entran en contacto a través de la mirada, no existe posibilidad de dañarse porque ellas solo hablan el dialecto del más puro amor….

Cuando alguien evita tu mirada o lo haces tú, son dos personas escondiéndose y huyendo….Eso si daña….Esas son dos mentes llenas de miedos y armadas para pelear y defenderse….Sus almas permanecen encerradas bajo llave….Y su amor, también….

EL PODER ASOMBROSO DE LAS PALABRAS

* LA GRAN INVOCACIÓN *


Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya luz a las mentes de los hombres;
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya amor a los corazones de los hombres;
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;
El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.


SINTOMAS DEL DESPERTAR ESPIRITUAL:




"CUANTO PERDEMOS POR MIEDO A PERDER"


"CUANTO PERDEMOS POR MIEDO A PERDER"....

Prefiero arrepentirme de mis actos y no de aquello que no lleve a cabo y solo conforma una duda de que pasaría sí lo hubiera hecho, ésta es la actitud que quiero revelarles, porqué tener miedo a fracasar, el fracaso construye una serie de parámetros que te enseñan que es lo que no quieres, que es lo que no debes volver a repetir , y por lo contrario cuáles son tus predilecciones, y aunque todo lo que hubieras arriesgado fueran todas tus pasiones, aceptar el fracaso no quiere decir que lo vayamos a superar, no! será complicado volvernos a enamorar de un proyecto y poner toda nuestra confianza, pero no dejes de pensar que lo has intentado, y siéntete orgulloso porque los valientes son las personas que triunfan, y dejarse llevar por las intuiciones y por nuestros deseos es de valientes!

Cuanto perdermos por miedo a perder......

PODEROSAS HERRAMIENTAS PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACION:



1. Conéctate con tu propósito. Proponte el practicar cada dia, precisamente al momento de levantarte de la cama el encontrar tu propósito y misión del dia… Empezando por hacer una retro-inspeccion personal, ejerciendo tu gratitud con el universo, haz una lista de todo por lo cual te sientas infinitamente agradecido, inclusive hasta lo mas insignificante, todo cuenta... Yo, en lo personal lo practico dia a dia y te puedo asegurar que inmediatamente mi energía se eleva! Y prosigue con la búsqueda de ti mismo, hazte esa importantísima pregunta…. Que me provoca pasión, entusiasmo, paz interior? Medita en ello, aquieta la mente, reconéctate con tu ser interior, cuando encuentres las respuestas sabras que la del propósito de la acción a ejecutar, es lo que te permitira encender tu energía. Si tu propósito, el para qué haces lo que haces, está conectado con tu pasión, tienes una poderosa fórmula de energía dentro de ti. Cuando haces aquello que te apasiona y entusiasma, tu energía fluye naturalmente y se retroalimenta con tus acciones. Mientras más te acerques a tu pasión, más energía experimentarás. ¿Qué te apasiona? ¿Qué te mueve? ¿Para qué elevar tu energía?

2. Enfócate en el resultado que deseas lograr. No saber hacia adonde vamos nos desgasta. La acción sin propósito y dirección es pérdida de energía. Todo comienza con tener clara la visión del resultado que deseas lograr. Las personas de éxito tienen un hábito en común: orientan su actuar en función de resultados. Siempre tienen una respuesta clara en relación a qué quieren lograr. Esta visión les proporciona el enfoque necesario para concentrar su tiempo y acciones en el logro de sus metas. Cuando te orientas hacia tus metas y sientes que tu día a día te acerca a ellas, tu energía crece. Te sientes en control de tu vida y tu auto-estima se fortalece. ¿Qué quieres lograr? ¿Cuáles son tus metas? ¿Cuál es tu visión?

3. Encuentra tus “yo puedo”. Siempre puedes. Es posible que no puedas hacer o lograr lo que quieres en el momento que lo estás deseando. Pero siempre puedes hacer algo. Recuerda: lo más importante no es en dónde te encuentras, sino cuál es tu dirección. Si bien puede que no tengamos la capacidad de cambiar rápidamente en dónde nos encontramos, siempre podemos modificar nuestra dirección. Es sencillo: nuestra dirección es determinada, en primera instancia, por nuestros pensamientos. Lo que pensamos precede a nuestras acciones y éstas a nuestros resultados. Cambia tus pensamientos y poco a poco comenzarás a obtener nuevos resultados. Y esto, mi querido amigo, es algo que siempre podemos hacer: elegir nuevos pensamientos. Con este solo y simple hecho, tienes el poder para iniciar el cambio que quieres ver en tu vida.” Si no puedes hacer grandes cambios en este momento, ¿qué pequeñas transformaciones sí están en tu poder? Modificaciones que te permitan ir variando el rumbo para apuntar hacia el destino deseado. Dirigir tu vida hacia la visión que en el fondo deseas puede requerir gran energía. Pero al igual que mover todo un buque de cientos de toneladas, todo comienza por un pequeño cambio. No te concentres en tus “yo no puedo”. Todos los tenemos. Sin embargo, es en nuestros “yo puedo”, por pequeños que sean, en donde está nuestro poder de redirigir nuestra vida.” Recuerda: tu enfoque determina tu nivel de energía. ¿En qué te enfocas usualmente? ¿En lo que no puedes o en lo que sí puedes? Conéctate con tus “yo puedo” y estarás alimentando tu energía.

4. Encuentra la fe en ti mismo. “¿De dónde nos viene la fuerza para llegar hasta el final de la carrera cuando ya creemos que no podemos? Viene de adentro.” La fe es quizá, junto a la pasión, una de las fuerzas más poderosas a las que el ser humano puede conectarse. Es un recurso interior que te permite ir más allá. Es al conectarte con la fe cuando puedes construir lo que hoy es desconocido. La fe es la gasolina suprema. Conéctate con ella, decide creer en algo más allá de lo visible y sentirás una energía que te acompañará hasta el logro de tu visión.

5. Muévete de manera diferente .. ¿Qué es primero: el huevo o la gallina? Lo mismo podemos preguntarnos sobre la energía y el movimiento. Obviamente necesitamos de energía para producir movimiento. A la vez, el movimiento por sí mismo es un generador de energía. ¿No te quedas a veces esperando a que surja tu sensación de vitalidad para ponerte en acción? En la práctica, muy factiblemente, lo que necesitas es ponerte en movimiento, en acción física, para movilizar tu energía y hacerla subir. Tu nivel de energía está directamente relacionado a la manera como te mueves. ¿Te falta energía? Significa que te falta movimiento. No esperes a tenerla para ponerte en acción. Just do it! Como dice el famoso slogan de Nike. ¿Quieres transformar tu energía? Haz en este instante ese movimiento y grita “¡¡¡Sí!!!”. Explora tu potencialidad... Juega con tu capacidad de moverte para aumentar tu energía. No esperes a tenerla. A veces está simplemente “estancada” y esperando porque actives tu fisiología para poder fluir y expandirse.

6. Cambia tu expresión facial. A finales de la década de 1980 se realizó un experimento muy interesante con pacientes maníaco depresivos. Fue muy sencillo: en las paredes de las salas comunes de la clínica en donde se encontraban recluidos los pacientes, colocaron numerosos espejos. A estas personas les fue dada una simple instrucción: “cada vez que te encuentres frente a tu reflejo, sonríe. No importa si te sientes como para hacerlo. Lo único que tienes que hacer es flexionar los músculos de tu rostro tal y como cuando uno se sonríe”. Los resultados fueron sorprendentes. Al cabo de unas semanas, varios de los pacientes ya habían expresado cambios visibles en su estado de ánimo. La depresión parecía disolverse a medida que estas personas incorporaban el hábito de sonreír varias veces al día. ¿Qué sucedía? ¿Cómo era esto posible? Los músculos de tu rostro funcionan como torniquetes, facilitando o disminuyendo el paso de la sangre hacia la zona frontal de tu cerebro. Si tus tensiones, frustraciones o amarguras se ven reflejadas en la rigidez de tu rostro, el flujo sanguíneo y el nivel de oxígeno que le llega a tu cerebro se ve reducido. Al sonreír, los 32 músculos de tu cara bombean un mayor nivel de oxígeno a los lóbulos centrales. Esto estimula la secreción de endorfinas, hormonas neuronales que inducen estados de placer los cuales comienzan a contrarrestar patrones de depresión, tristeza, apatía, rabia. Imagínate: ¡¡Prozac natural gratis!! Y con un maravilloso efecto secundario: otros te devolverán sus sonrisas al verte. Así que la prescripción es simple: ríete más a menudo. Incluso, puedes probar hacer morisquetas para intensificar tus dosis de endorfinas.

7. Respira diferente. Una de las primeras respuestas fisiológicas que cambia cuando tu emocionalidad se transforma es la respiración. Por ejemplo, cuando comienzas a estresarte tu respirar se tensa y se hace cada vez menos profundo. Cuando te excitas… bueno, ya sabes. Cuando necesites inyectarte energía instantánea, emplea el principio de cambiar el cuerpo para influir sobre tu emocionalidad al respirar diferente de manera deliberada. ¿Cómo respiras cuando estás lleno de energía y vitalidad? ¿Cómo respiras cuando estás en tus mejores momentos? Si inhalas y exhalas como cuando te encuentras en esos estados, comenzarás a sentir esa energía. Recuerda que tu energía proviene de tus células; particularmente de esas minúsculas fábricas de energía celular llamadas mitocondrias. En ellas y junto a la inyección de oxígeno suministrada por tu respiración, la glucosa es transformada en energía. Más oxígeno en tu organismo a través de una profunda respiración se traduce en una mayor generación de energía. Tu cerebro también se alimenta de oxígeno y al llenarlo de él, tu capacidad de estar alerta y despierto, aumenta. Oxigena tu cuerpo -respirando profundamente, ejercitándote o haciendo el amor- y llénate de vitalidad. No en vano para muchas filosofías y sistemas de vida oriental, la respiración es tu conexión con la energía del universo.

8. Medita. Hablando de prácticas orientales, la meditación es una excelente manera de cuidar y potenciar tu energía. Cuando aprendí a meditar, comencé a verificar algo que ya mi instructor de meditación me había advertido: necesitaba menos horas de sueño. La meditación nos recarga y en muchos casos, nos ayuda a liberarnos de aquello que está bloqueando nuestra energía. Existen muchos tipos de meditación. Una manera de hacerlo es concentrándote en tu respiración como “ancla” para tu mente. Simplemente cierras tus ojos y colocas tu atención en el proceso y las sensaciones de tu respirar. Sin buscar cambiar nada, sino más bien siendo testigo de tu proceso, por unos minutos te concentras suavemente en tu respirar. Pruébalo. Cierra tus ojos y simplemente respira por unos 3 a 5 minutos. Vamos, regálate estos minutos. Obséquiate este mini-descanso… y comienza a agarrarle el gustito a la meditación.


9. Hazte preguntas que te potencien. ¿Qué hay de malo en tu vida? ¡¡Para!! No lo hagas, no lo pienses. ¡Rápido! Pon una sonrisa ¿Qué cosas te inspiran? ¿Qué hace vibrar tu alma y enciende tu pasión? ¿Qué aspectos sí se encuentra bajo tu control? ¿Qué sí puedes hacer hoy -por pequeña que sea tu acción- para mejorar tu vida? ¿Cómo vas a aumentar tu capacidad para avanzar hacia tus metas? ¿A quién amas? ¿Quién te ama? Te apuesto a que experimentaste un cambio de energía entre el momento cuando leíste la primera pregunta (de apenas fracciones de segundo, espero) y las siguientes. Recuerda, es muy simple: tu preguntas frecuentes determinan tu enfoque; aquello con lo que te conectas, impacta tu energía. Diseña tus propias preguntas potenciadoras. Emplea conscientemente el poder que ellas tienen para dirigir tu mente hacia los pensamientos que te nutren y elevan tu vibración.


10. Conéctate con emociones inspiradoras. Algunas películas nos conmueven. Es cuando se ven expresados magistralmente por la magia de la actuación, la escenografía y la musicalización, momentos que disparan emociones intensas. Yo lloro al ver algunas de esas escenas. Hay películas, libros, biografías e historias que nos muestran el poder de la fe, la determinación, el amor, la esperanza; nos inspiran a través de la muestra de otros seres humanos que han soñado, vencido y surgido. Recuerda esas escenas que te emocionaron y utilízalas como inspiración para lo que tienes que hacer, superar y lograr. Pasión, amor, convicción, triunfo, coraje, fe, determinación, compasión, alegría, entusiasmo… cuando nos dejamos tocar por estas emociones no nos queda otra que sentirnos inspirados por la grandeza humana. Esa misma que reside en ti.


11. Ingiere alimentos que te den energía en vez de restarte. La digestión es la segunda de las funciones biológicas que más energía consume. ¿La primera? ¡Sexo! Cuando ingieres alimentos y se dispara el proceso digestivo, tu cuerpo requiere dedicar gran parte de su energía al procesamiento y transformació n de lo ingerido. Si la comida no es particularmente “amigable” a tu cuerpo, la energía requerida es enorme. Tanto así que te da sueño, te sientes pesado y te provoca no hacer nada por un buen rato. Sin entrar en detalles sobre nutrición y alimentación (ya que es un tema complejo), sí quiero comunicarte lo siguiente: si deseas optimizar tu energía y mantener consistentemente los niveles necesarios de vitalidad para lograr tus objetivos, es importante elegir conscientemente lo que comes. Es impresionante cómo a veces cuidamos más lo que damos “de comer” a nuestro carro que a nuestro propio cuerpo. La gasolina del octanaje equivocado le restaría potencia al motor y el aceite de mala calidad puede disminuiría la vida del mismo. Tu cuerpo está compuesto de millones de diminutos motores energéticos de los cuales depende tu vida y tu capacidad de estar en acción: tus células. Ellas también requiere de la “gasolina” del octanaje adecuado y del “aceite” que les permita funcionar en óptimas condiciones. Sin embargo, hay quienes poco les importa lo que ingieren. Lo que comes no es inocente; tiene un impacto sobre tu bioquímica y en última instancia sobre tu vitalidad. ¿Qué es más valioso, tu carro o tu cuerpo? ¿Cómo es la calidad de la “gasolina” que le suministras a tu cuerpo?


12. Haz ejercicio físico. El ejercicio ayuda a fortalecer tus órganos y a mantener tus sistemas internos funcionando en óptimo estado. Si haces ejercicios adecuadamente, después de hacerlos te sentirás con más energía. A veces me he sentido cansado y a punto de postergar mi sesión de pesas. Pero una vez que las hago, siento cómo vuelve la energía a mi cuerpo. Prueba qué ejercicios te sirven para despertar tu vitalidad y empléalos como un recurso para mantener tu salud y energía en alto.


13. Asegúrate un descanso de calidad. Para tener más energía, a veces lo que necesitas es parar un rato. Es lógico: al descansar te recuperas de la energía perdida. Cuida que tu sueño sea reparador. Si no lo es, busca hacer cambios en tu ambiente que te ayuden a lograrlo. Puedes hacer más oscuro tu cuarto, comprar unas mejores almohadas o abrir las ventanas para mejorar la ventilación. Para un sueño reparador, es importante ayudar a que la mente “se duerma” al son de tu cuerpo. Procura no ver programas de alto impacto visual ni psicológico justo antes de dormirte. Así como quizá en la mañana necesitas de unos minutos para “calentar tus motores”, asegúrate también un proceso para ir bajando las revoluciones mentales antes de dormir. Desconéctate del día. Ya lo que podías hacer hoy lo hiciste. De haber quedado algo pendiente, no lo puedes resolver sino hasta mañana. Por lo tanto, suéltalo. Déjalo tranquilo y más bien, conéctate con aquello que puede inducirte emociones placenteras antes de caer en tu mundo onírico. Para esto, puedes hacerte estas preguntas cuando ya te encuentres acostado y con las luces apagadas: ¿Qué he disfrutado hoy? ¿Cómo este día ha contribuido al logro de mis metas? ¿Qué he aprendido hoy? ¿Qué he dado hoy? ¿De qué puedo estar agradecido? Y dulces sueños…


14. Estimula tus sentidos. Luz y colores… música… agua… olor a canela… brisa tocando tu piel. Estimular tus sentidos incrementa tu energía. Puede ser tan simple como prender una luz; o mejor aun, salir para permitir que el reflejo de la luz solar estimule tus ojos. Prueba escuchar una música que te inspire o tómate un vaso frío y refrescante de agua o jugo de frutas. Inspira un aroma estimulante o permítele a tu piel ser estimulada con sensaciones que te ayuden a elevar el nivel de alerta. En definitiva, cosas tan sencillas para despertar tus sentidos como echarte agua fría en la cara, pueden hacer una diferencia positiva en un momento en el cual sientes que tu energía va en picada.


15. ¡Hidrátate! 6 a 10 vasos al día es lo recomendado por los médicos. Deepak Chopra sugiere que cargues contigo en todo momento una botella de agua con el objetivo de tomar sorbos cada 20 a 30 minutos durante todo el día. Tu cuerpo está compuesto en un 70% de agua. No es sorpresa encontrar que depende de este preciado líquido para funcionar en excelentes condiciones. Cuando tu cerebro dispara la sensación de sed, ya es tarde: tu cuerpo está en proceso de deshidratación. Y cuando esto sucede, tu energía cae. No dependas de la señal de sed para ingerir agua. Más bien desarrolla el hábito de ingerir este líquido continuamente durante el día. Claro que irás más frecuentemente al baño, pero estarás limpiando tu organismo y manteniendo su nivel de energía.


16. Conéctate con la naturaleza. En el area de la ciudad donde radico, San Diego, California, EUA, está rodeada por bellas playas, lo que me permite dar caminatas y paseos largos por la zona costera, recorriendo la arena descalza, contemplando la puesta del sol y el azul intenso del cielo, inmediatamente mis pulmones se ensanchan para respirar profundamente ese aire puro y mi energía surge. Imagino que algo similar debe sucederte a ti cuando entras en contacto con la naturaleza, como por ejemplo al darte el regalo de observar y sentir un hermoso paisaje. La naturaleza proyecta una magia que penetra en ti, estimulando tus sentidos y llevándote a pensamientos con altas dosis de inspiración. Las olas rompiendo en la costa; las bandadas de pájaros surcando el cielo al atardecer; el rozar de la fresca brisa en tu rostro; el aroma de las flores; el cantar de los grillos; los hermosos colores naranja de las nubes cuando el sol baja. ¿Cuándo fue la última vez que realmente te conectaste con la naturaleza? ¿Qué estás esperando para repetirlo?


17. Toma tiempo para estar solo. En ocasiones necesitas recuperar tu centro. ¿No es cierto? Me refiero a regalarte un momento para estar solo y asentar tu mente y emociones. Para reflexionar, dejarte sentir y reconectarte con lo que es más importante. O simplemente, para encontrar respuesta a preguntas acuciantes en la sabiduría del silencio. Me refiero a realmente estar contigo, no con el televisor y ni siquiera con un libro. Sólo con tus pensamientos y tu sentir. Del silencio surge lo que quieres decir. De la calma brota lo que has de hacer. Al estar quieto haces posible el reencuentro con tu ser. Para. Calla. Céntrate. Déjate estar, déjate ser. Es en el silencio cuando mejor puedes escuchar tu intuición; es en ese espacio que puedes reencontrar tu centro, tu norte, tu esencia, tu profundidad, tu poder. Por tres minutos, deja de leer y permítete estar en silencio. Simplemente… Respira. Siente. Y desde el silencio… vuelve a surgir para actuar tu verdad.


18. Conéctate con la energía de otras personas. Tengo un gran amigo que suele decir, que existen personas que son desagüe, mientras otras son fuente. Desagüe son quienes al entrar en contacto contigo, te dejan con menos energía de la que tenías antes. Son personas demandantes, muchas veces negativas, cínicas. ¿Conoces a alguien así? Fuente son quienes te surten de nuevas energías. Son individuos por lo general positivos y entusiastas quienes además muestran un genuino interés por ti. Cuando sales de estar en su compañía, te sientes como con las pilas recargadas. Las personas con quienes te rodeas impactan tu energía. Cuida de quién te acompañas y particularmente, cuando sientas la necesidad de elevar tu vitalidad, busca a las que son fuente. Claro está, ellas estarán ahí para ti en la medida en que tú también seas más fuente que desagüe.


19. Logra una meta o cierra un ciclo importante. Acostumbra hacer una tarea el revisar tu lista de metas para la semana que termina. Comienza a marcar aquellos resultados que haz conseguido generar durante la semana. Cada vez que reconozcas el logro de una de tus metas, siente como tu energía aumenta. Es extraño, pero el sólo hecho de hacer la marca de “completado” parecera como un disparador de un chorro de endorfinas a nuestro cerebro. Tanto así, que a veces desearemos agregar cosas a nuestra lista de resultados y acciones para nuestro día o semana que no teníamos contemplado inicialmente. Con sólo marcarlo como completado, experimentaremos una inyección psicológica de energía. Cuidado: ¡Completar tus metas puede llegar a ser adictivo! ;)


20. Libérate de algo. Tu energía puede estar siendo consumida por personas, situaciones o incluso metas que no están alineadas con tu visión de vida. Metas del tipo “yo debería”. Asuntos o conversaciones pendientes. Eso que aun no has resuelto pero lo cual continúa saltando a tu memoria. Situaciones que no son como quieres pero has estado tolerando, a costa de tu propio bienestar. Ideas sobre proyectos o actividades que quieres realizar, pero sobre las cuales no has hecho nada todavía. Puede ser una memoria, un ciclo que permanece abierto, la idea para la cena de la próxima semana, lo que no te agrada de otro o el producto que estás por lanzar al mercado. Todo esto consume energía. Imagina que tu mente tiene 100 unidades de atención. Estas unidades representan tu capacidad de asignar una porción de tu energía mental para procesar o tan sólo recordar algo. En la medida en que esas unidades se dispersan al tener presente muchas cosas en tu cabeza, tu energía mental disminuye.


Imagina el siguiente inventario mental: 20 unidades de atención asignadas a las cosas pendientes. 12 unidades atrapadas en los pensamientos sobre la conversación que aun no te has decidido tener. 14 unidades enfocadas en lo que estás tolerando de tu compañero y ante lo cual no has llegado a un acuerdo. 18 unidades encargándose de alimentar tu miedo ante el reto que estás por asumir, pensando en lo peor. 19 unidades ubicadas en procesos de pensamiento agotadores sobre cosas fuera de tu control. 3 unidades fijadas en el recuerdo del bombillo del pasillo que tienes por cambiar, etc; ¿Cuánto te queda? ¡Apenas 14 unidades de atención para dedicarle al disfrute de tu vida y el logro de tus metas!

Suelta!! Libérate!! Identifica qué le está restando a tu energía y no te está agregando valor. Escríbelo. Decide. Actúa. Bota. Resuelve. Negocia. Olvida. Acepta. Fluye! Al hacerlo recuperarás energía y aumentarás tu capacidad de enfocarla en lo que te permita lograr mayor satisfacción y productividad.


martes, 23 de abril de 2013

POEMA MAYA



“Nadie te da nada, tú eres la fuente.

Vas a recibir lo que des.



Lo que estás dando, es lo que estás siendo.

Lo que estás siendo en relación a otros,

es lo que estás experimentando.



A quién te estás dando?

A quién estás recibiendo?

A quién estás experimentando?



El estado del ser que elijas experimentar

en relación a otros será la causa

de lo que TU MISMO experimentes.



Nadie puede ingresar en tu mundo interior.

Lo que seas en relación a los otros serán contigo.

Es el ser que experimentarás.



La ilusión te hace creer que te relacionas con otros.

Pero eso no es posible.

En todo momento te relacionas contigo mismo.

en presencia de otros.



La vida siempre te dará lo que decidas ser.

No importa con quienes te relaciones, tuya será la experiencia.



En todo momento estás eligiendo y decidiendo,

manifestar, crear y experimentar,

algún aspecto de tu ser.

Y son tus aparentes relaciones con los demás,

lo que te permiten conocerte a ti mismo,

en tu propia experiencia.



Solo existe una relación, es la relación contigo mismo.

Los otros y los acontecimientos son ángeles y milagros,

convocados por ti mismo.

En tu camino de realización, en tu sendero hacia tu ser real.



Siempre se te dió, lo que has pedido y

en todo momento pediste al aspecto de tu ser

que decidiste manifestar.



Al final del camino, cuando finalice este capítulo

del libro de tu vida.

Nuevamente serás conciente de la inocencia absoluta,

de quienes te acompañaron y verás que ellos

te permitieron cumplir con tu anhelo jamás imaginado.



La posibilidad de experimentar tus aspectos más elevados.

Verás que ellos cumplieron con todos los pactos acordados,

que te llevaron muchas veces a experimentar tus aspectos

más bajos y asi hacer fisicamente posible que

te manifiestes concientemente.



La gran justicia te será revelada, cuando seas capaz de ver,

que nadie jamás te dañó, y que todos los daños recibidos,

fueron por ti imaginados, creados y experimentados.



Similarmente y ante tu sorpresa, también sabras que

aquellos dolores y sufrimientos

con los que tu creías dañar a otros.

Fueron también fruto de tu propia imaginación.



Porque lo que es para ti, es exactamente igual para tus hermanos

Todo dolor y sufrimiento padecido,

fueron por ellos imaginados, creados y experimentados.



Y sabrás que todo el daño, solo puede ser auto-inflingido.

Y también sabrás que el amor que escatimaste

a ti mismo te lo quitaste.



Aún el miedo más intenso, el dolor más profundo,

la traición más artera, la ofensa menos esperada,

la agresión más hiriente,

en fin el infierno más temido.

Fueron todas magnificas expresiones por ti elegidas.



Aún cuando tu siempre en estos casos hayas elegido

experimentar otro aspecto de tu ser.

La creencia que fueron "otros", los "verdaderos" causantes

de tanta injusticia y sufrimiento en tu propio interior.



No amigo mio,

Nunca han existido ni existirán injusticias en el plan

perfecto de la vida.

Pero si es posible que las hayas imaginado cuando

has caído en la ilusión y el espejísmo de los

planos inferiores de conciencia.



Al final de camino te verás como lo que siempre fuiste

y serás, el creador absoluto y libre de todas tus experiencias.



Y cuando veas tu vida, a la luz de esta conciencia más elevada.

Sentirás una compasión enorme por ti mismo y

desearas haber evitado tanto dolor y sufrimiento.

Entonces pedirás, suplicarás, implorarás,

una nueva oportunidad.



Tu también me pediste, que cuando te olvidaras de todo esto,

y el olvido fue parte de tu propio plan,

en algún momento te enviara algo que te ayudara a recordar.

Bueno hijo mio, en este acto estoy cumpliendo con mi parte.



Ahora, si tu lo dispones, tienes una nueva oportunidad,

de recordar y utilizar la vida física,

para conocerte a ti mismo en tus aspectos más elevados.

Así como lo soñaste antes de volver.



No te preocupes por mi parte.

simplemente sé conciente de la tuya,

y cuando te sientas nuevamente perdido recurre a mi,

que te contestaré aún antes que me llames.



Querrás volver con tu nueva conciencia expandida,

a vivir nuevamente en el plano de la vida manifestada.

Para poner en acción tu gran recuerdo,

volver para experimentar en relación a otros

tu amor más pleno, incondicional e intenso

que seas capaz de imaginar.



Sabrás que el amor es y será, tu verdadera esencia.

Y no pararás hasta experimentarlo y sentirlo.

De pronto serás conciente, que todas las experiencias pasadas

si tuvieron un sentido muy amoroso, el de ayudarte a recordar,

a través de las experiencias físicas de muchos otros aspectos

de tu ser. Que la opción más elevada y verdadera es

el AMOR.



Así abrazarás a todo lo que hayas experimentado,

el miedo más intenso, el dolor más profundo, la traición más artera,

la agresión más hiriente, en fin el infierno más temido.



y tu pedido como siempre te será concedido.

Se te dará la oportunidad tan ansiada.

Y es por eso hijo mío, que te encuentras nuevamente,

en este tiempo, en este lugar, en este cuerpo,

rodeado de estos seres.

Tuyo fue el diseño completo de tu vuelta,

asi como lo pediste, asi fue dado.



Por ahora me despido, aunque eso no es posible.

Porque solo se despiden los que se separan,

y eso no es un estado en el que podemos estar tu y yo”.

IN LAK’ECH HALA KEN.

Los mayas expresaban este concepto de unidad en su saludo diario, cuando se encontraban se saludaban diciendo: "IN LAK'ECH", que significa "yo soy otro tú", a lo que contestaban: "HALA KEN", que significa: "tú eres otro yo".