Seguidores

martes, 30 de enero de 2018

DECRETOS DE PODER



DECRETOS DE PODER:

Cada palabra que se pronuncia es un decreto que se manifiesta en lo exterior. La palabra es el pensamiento hablado. El sentimiento que acompaña a un pensamiento es lo que lo graba más firmemente en el subconciente.

Por lo tanto pensamiento más sentimiento, tiene un gran poder de realización. Debes tener cuidado de lo que piensas y lo que expresas.

Observa tus frases, recuerda que son decretos y lo que pienses con sentimiento y lo expreses mediante el verbo, se manifestará en tu vida.

Por eso cuando estés con otras personas y escuches conversaciones negativas, no afirmes nada de lo que expresen.

Piensa y repítete mentalmente: NO LO ACEPTO NI PARA MI NI PARA ELLAS.

Haz lo mismo con tus propios pensamientos negativos.

TRANSMUTALOS con la llama violeta y no aceptes para ti esos pensamientos. POLARIZA, es decir cámbialos, sustituyelos inmediatamente por pensamientos positivos, constructivos.

Aquí tienes unos ejemplos de decretos, para repetir en voz alta o mentalmente, adecuados a cada situación que estés viviendo.

Cuando pidas algo debes repetir lo siguiente:

"Yo deseo tal cosa. En armonía para todo el mundo y de acuerdo con la voluntad de Dios. Bajo la Gracia y de manera Perfecta. Gracias Padre que ya me oíste."

Recuerda que cuando meditas sobre Dios, te haces Uno con el Todo, con la Energía Universal, con Dios, con la Presencia Yo Soy ( que es nombre de Dios). Por lo tanto, al ser uno con Dios y sabiendo que Dios lo contiene TODO, entonces tu tienes acceso a todas las riquezas de la Naturaleza, solo pide lo que necesites para el momento de tu vida, para confortar tus cuerpos físico, mental y espiritual y se precipitará en Armonía perfecta.

Recuerda de no hacer pedidos egoístas, siempre pide para tí y para todo ser que lo necesite, de acuerdo a la voluntad de Dios y respetando el libre albedrío.

"Padre, dame a mí y a toda la humanidad, todas las maravillas de tu Reino", ... y haz una lista.

Frente a la enfermedad propia o ajena: 

"Niego la apariencia de toda afección física. No la acepto no para mí ni para nadie. La única verdad radica en el espíritu y todo lo inferior se amolda a mi palabra, al yo reconocer la Verdad. En nombre de Jesucristo que nos autorizó, decreto que yo y todos somos Vida. La Vida es Salud, Fuerza y Alegría. Gracias Padre que me has oído".

"Yo Soy Vida. Yo Soy la Verdad de Dios que nunca falla."
   
El color de la Salud, la Verdad y la Vida es el Verde.



Frente a toda tristeza: 

"Niego la propia existencia de esta tristeza, (pena o depresión). Dios no la autoriza. Borro en mí toda tendencia a la negatividad. No la necesito. No la acepto. Dios es dicha, gozo, alegría. Yo soy dicha, gozo, alegría. Gracias Padre por....(comienza a enumerar TODO lo que tengas, hasta lo más insignificante)".

Transmuta al instante toda apariencia de tristeza mediante la Llama Violeta. 


Apariencia de falta de coraje o falta de voluntad:

Yo Soy la Fuerza, el Coraje, el Poder de adelantar a través de toda experiencia, cualquiera que sea, y permanezco alegre, elevado, lleno de paz y armonía en todo momento, por la gloriosa Presencia que Yo Soy. 

Yo Soy la Energía Inagotable e Inteligente sosteniéndome.

Yo soy voluntad. Yo soy valor. Yo soy fuerza divina.

Yo Soy la milagrosa Presencia trabajando en todo lo que yo necesito que se haga. 



Para la apariencia de ansiedad:

Yo soy paciencia infinita. Yo soy paz. Yo soy paz. Yo soy paz.


Tratamiento para desarrollar el Amor Divino:

Lee esta oración todas las veces que quieras por un tiempo y verás qué bien te empiezas a sentir!:

Mi alma está llena de Amor Divino. Estoy rodeado/a de Amor Divino. Yo irradio Amor y Paz a todo el mundo. Yo tengo conciente Amor Divino. Dios es Amor y no existe otra cosa en la creación que Dios y Su Expresión. Todos los seres humanos son expresiones del Amor Divino, de manera que yo no puedo tropezarme con otra cosa que las expresiones del Amor Divino. No puede ocurrir otra cosa que las expresiones del Amor Divino.

Todo esto es la Verdad ahora. Este es el caso actual, el actual estado de cosas. Yo no tengo que esforzarme a que ésto suceda, lo observo en este momento. El Amor Divino es la naturaleza del Ser. No hay sino Amor Divino y yo lo sé.

Yo comprendo perfectamente lo que es el Amor Divino. Yo tengo realización conciente del Amor Divino. El Amor de Dios arde en mí hacia toda la humanidad. Yo soy un foco de Dios radiando Amor Divino a todo aquel con quien yo me encuentre, hacia todo aquel en quien yo piense.

Yo perdono todo, todo lo que necesite mi perdón, absolutamente todo. El Amor Divino llena mi corazón y todo está perfecto. Ahora irradio Amor a todo el universo, sin excepción de nadie. Experimento Amor Divino. Yo manifiesto Amor Divino. Doy gracias a Dios por ésto.

Es muy importante que transmutes y disuelvas en ti la crítica ( la crítica debe desaparecer si estás en el camino espiritual y a lo largo de todo este aprendizaje, en esta nueva era debemos parar de criticar a nuestros hermanos, debemos parar de juzgar a otras personas para poder nosotros crecer y ser felices), y el resentimiento, el rencor. La oración que has leído junto con el color violeta y el color rosado te ayudarán a lograrlo.


Apariencia de desamor:

Yo soy invocando la vibración y la energía del Rayo Rosa, Yo soy cohesión magnética atrayendo a mi vida a la o las personas correctas en armonía y bajo la gracia y de manera perfecta. Respentando el libre albedrío.

Yo soy amando en Libertad. Yo soy aprendiendo a amar en libertad.

Yo soy desarrollando el Amor Divino.

Yo soy Amor Compasivo.

Mi vida está plena de Amor Divino.


Apariencia de negatividad:

Yo Soy la Presencia Guardiana que consume al instante todo lo que busque perturbarme.

Cuando ves o escuchas sugestiones negativas di: "Yo Soy la Presencia anulando todo ésto para que no pueda afectar ni a mí, ni a mi hogar o mundo".


"Yo Soy la única Presencia actuando aquí".

"Yo soy transmutando al instante esta apariencia aquí y ahora". 



Muchos de nosotros vamos por el mundo concentrados en los asuntos mundanos, trabajo y asuntos materiales. Nos hemos olvidado de La Fuente, de dónde venimos y quiénes somos.

Si recordáramos de dónde venimos y quiénes somos, sabríamos a dónde nos dirigimos y estaríamos en paz con nosotros mismos, así no tendríamos estrés ni enfermedades modernas.


Publicar un comentario